Xiomara Castro: «Hoy inicia el Gobierno del pueblo» en Honduras

Xiomara Castro, la primera mujer en gobernar Honduras, asume este jueves un país golpeado por la pobreza, la migración, el narcotráfico y la corrupción, mientras intenta apagar la crisis en el Parlamento.

La nueva presidenta de Honduras, Xiomara Castro, que asumirá este jueves (27.01.2022), dijo que «inicia el Gobierno del pueblo», en un mensaje que difundió en Twitter. 

«Doce años de lucha y doce años de resistencia. Hoy inicia el Gobierno del pueblo. ¡Buenos días, Honduras!», expresó Castro, de 62 años, esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009. 

La mandataria asumirá el poder hacia las 12.00 horas locales (18.00 GMT), en una ceremonia que se celebrará en un remozado Estadio Nacional, de Tegucigalpa, que fue abierto a las 04.00 (10.00 GMT). Presta juramento ante unas 29.000 personas, con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y el Rey de España, Felipe VI, como invitados estelares.

Miles de hondureños procedentes de diferentes regiones del país comenzaron de manera ordenada a hacer largas filas desde las primeras horas del día para asistir a la toma de posesión de Castro, quien el 28 de noviembre pasado ganó de forma abrumadora las undécimas elecciones generales consecutivas desde 1981, después del retorno al orden constitucional en 1980. 

Castro es la primera mujer hondureña que llega a la Presidencia en toda la historia política de su país. 

Además, con su triunfo, bajo la bandera del Partido Libertad y Refundación (Libre), fundado en 2011, la izquierda por primera vez llega al poder en Honduras.

«Ojalá que doña Xiomara haga una situación mejor para la gente más humilde (…) Las mujeres son nuestras madres y una madre consciente va a sacar el país adelante», dice Santos Barahona, un jubilado, en el centro de Tegucigalpa.

Para desarrollar su plan, Castro necesita del apoyo del Parlamento. Pero dos facciones rivales de Libre decidieron elegir cada una a su propio presidente del Congreso, generando una crisis.

El diputado rebelde Jorge Cálix, respaldado por los opositores de derecha, Partido Nacional y Partido Liberal, se proclamó jefe del Legislativo, con el apoyo de más de 70 de los 128 miembros del Congreso, incluida una veintena de disidentes de Libre.

Sin embargo, Luis Redondo, quien cuenta con el apoyo de Castro y gran parte de su partido, consiguió su elección con los votos de 30 legisladores titulares leales a ella y un número similar de suplentes. Ya fue invitado a presidir la ceremonia de toma de mando.

Cálix se rebeló ante un acuerdo de Libre con sus aliados del Partido Salvador de Honduras (PSH), que integra Redondo, para que presida el Congreso.

Durante la campaña el líder de PSH, Salvador Nasralla, depuso su candidatura presidencial y se integró como vicepresidente de Xiomara, ayudándola a ganar.

Para poner coto a la crisis, Castro ofreció a Cálix el puesto de Coordinador de Gabinete en el gobierno. Él aún no acepta.

Castro acusa a los disidentes de aliarse con el Partido Nacional del presidente saliente, Juan Orlando Hernández, para impedir las transformaciones que prometió.

Hernández ha sido señalado por fiscales de Nueva York de mantener vínculos con el narcotráfico. Su hermano, el exdiputado «Tony» Hernández, cumple cadena perpetua en Estados Unidos por ese delito. Ambos niegan los cargos.

«Es clave que Castro tenga un gabinete de ministros con trayectoria de honestidad, porque hay toda una historia de corrupción, de vínculos con el crimen organizado del partido saliente», comenta el analista y profesor de la Universidad Nacional, Eugenio Sosa.

Comparte en tus redes sociales!!