Una jueza nombrada por Donald Trump suspendió el acuerdo de culpabilidad de Hunter Biden con la fiscalía

El acuerdo judicial de Hunter Biden de declararse culpable de dos violaciones impositivas fracasó este miércoles, al menos en principio, después de que la jueza federal de Delaware que entiende en la causa expresó preocupación por un pacto sobre una acusación más grave de posesión de armas.

El desenlace del miércoles deja abierta la investigación, que lleva años, de los negocios de Hunter Biden.

El hijo del presidente Joe Biden está acusado de evadir el pago de más de 100.000 dólares en impuestos por ingresos de más de 1,5 millones de dólares en 2017 y 2018, y había aceptado declararse culpable a cambio de una condena de dos años de libertad bajo palabra.

Este miércoles se declaró inocente ante la corte de esos dos cargos fiscales, decisión que revocaría si ambas partes rehacen su acuerdo a satisfacción de la jueza.

También fue acusado de posesión de un arma siendo consumidor de drogas, lo cual es un delito más grave. Había celebrado un acuerdo con la fiscalía que especificaba las condiciones bajo la cual se desestimaría ese cargo en su contra. El acuerdo sería válido en tanto cumpliera las condiciones. En caso contrario, se volvería inválido y él podría recibir una pena de hasta 10 años de prisión.

La jueza Maryellen Noreika, que fue designada por Donald Trump, dijo que le inquietaba la redacción del segundo acuerdo, que contenía detalles acerca de no perseguir a Biden por delitos impositivos en el futuro.

“Creo que tiene sentido obligarlos a ustedes a seguir hablando”, dijo a los abogados.

No estaba claro si los abogados podrían resolver el caso el mismo miércoles.

El acuerdo judicial de Hunter Biden de declararse culpable de dos violaciones impositivas fracasó este miércoles, al menos en principio, después de que la jueza federal de Delaware que entiende en la causa expresó preocupación por un pacto sobre una acusación más grave de posesión de armas.

El desenlace del miércoles deja abierta la investigación, que lleva años, de los negocios de Hunter Biden.

El hijo del presidente Joe Biden está acusado de evadir el pago de más de 100.000 dólares en impuestos por ingresos de más de 1,5 millones de dólares en 2017 y 2018, y había aceptado declararse culpable a cambio de una condena de dos años de libertad bajo palabra.

Este miércoles se declaró inocente ante la corte de esos dos cargos fiscales, decisión que revocaría si ambas partes rehacen su acuerdo a satisfacción de la jueza.

También fue acusado de posesión de un arma siendo consumidor de drogas, lo cual es un delito más grave. Había celebrado un acuerdo con la fiscalía que especificaba las condiciones bajo la cual se desestimaría ese cargo en su contra. El acuerdo sería válido en tanto cumpliera las condiciones. En caso contrario, se volvería inválido y él podría recibir una pena de hasta 10 años de prisión.

La jueza Maryellen Noreika, que fue designada por Donald Trump, dijo que le inquietaba la redacción del segundo acuerdo, que contenía detalles acerca de no perseguir a Biden por delitos impositivos en el futuro.

“Creo que tiene sentido obligarlos a ustedes a seguir hablando”, dijo a los abogados.

No estaba claro si los abogados podrían resolver el caso el mismo miércoles.

Comparte en tus redes sociales!!