Rusia dice que la concesión de garantías del G7 a Ucrania atenta contra su seguridad

La guerra en Ucrania cumple este miércoles 504 días. El Estado Mayor ucraniano asegura haber avanzado hasta un kilómetro en la región de Zaporiyia, concretamente en dirección a Berdyansk y Melitopol. En cinco semanas de contraofensiva, Ucrania habría recuperado más de 250 kilómetros cuadrados de territorios.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha anunciado que los líderes de la Alianza han pactado que invitarán a Ucrania a convertirse en miembro de la organización transatlántica cuando los aliados así lo acuerden y cuando el país cumpla las condiciones.

usia ha informado de que continuará fortaleciendo los militares y la defensa y que responderá a las amenazas «de manera oportuna y apropiada», utilizando todos los medios y métodos a su disposición.

El enviado especial de RTVE a Ucrania, Fran Sevilla, cuenta cómo se encuentra la carretera de  Chasiv Yar.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha manifestado este miércoles en la cumbre de la Alianza Atlántica que no ratificará la entrada de Suecia en la OTAN antes de octubre. 

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha afirmado que la Unión Europea será «un socio clave» en las garantías de seguridad que los miembros del G7 van a proporcionar a Ucrania.

En su cuenta de Twitter ha dicho: «La delegación de Ucrania regresa a casa con una importante victoria en materia de seguridad para nuestro pueblo, para nuestro país«.

Volodímir Zelenski, ha agradecido los apoyos de sus aliados occidentales reforzados durante la cumbre de la OTAN en Vilna, especialmente las garantías de seguridad a largo plazo para su país, aunque admitió que estos están condicionados al desarrollo de la guerra.

«Ucrania es consciente de que el apoyo occidental depende de la situación en el frente«, ha afirmado el mandatario. 

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha enviado una carta a Vladímir Putin proponiéndole un camino a seguir para facilitar las exportaciones rusas de alimentos y fertilizantes y garantizar la continuidad de los envíos de cereales ucranianos en el Mar Negro.

Un caza ruso ha interceptado un avión noruego P-8A Poseidón que volaba sobre el mar de Barents en dirección a la frontera de Rusia, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso.

Comparte en tus redes sociales!!