Reportan 4000 mil hospitalizados tras la tormenta de arena

Funcionarios médicos dicen que cientos de iraquíes en Bagdad y otras ciudades fueron a hospitales con dificultades respiratorias.

La última fuerte tormenta de arena que azotó Irak obligó a cerrar algunas escuelas y oficinas, mientras que también se suspendieron los vuelos en el aeropuerto de Bagdad.

El Ministerio de Educación y otras dependencias declararon el lunes día libre para las instituciones del gobierno local, con excepción de los servicios de salud. Según funcionarios médicos, cientos de personas en Bagdad y ciudades del sur fueron a hospitales con dificultades respiratorias.

El último a principios de este mes provocó la muerte de una persona, mientras que otras 5.000 tuvieron que ser hospitalizadas por problemas respiratorios.

Imagen

“Es cada tres o cuatro días ahora”, dijo el taxista Ahmed Zaman, de 23 años. “Claramente es el resultado del cambio climático y la falta de lluvia, siempre que hay viento levanta polvo y arena”.

En Bagdad y las ciudades del sur de Irak, una neblina roja de polvo y arena redujo la visibilidad a unos pocos cientos de pies.

“Hemos tenido 75 casos de personas con problemas respiratorios”, dijo Ihsan Mawlood, médico de urgencias y accidentes en un hospital de Bagdad. “Estamos tratando a los pacientes con máquinas de oxígeno si es necesario”.

Las autoridades de siete de las 18 provincias de Irak, incluida Bagdad, ordenaron el cierre de las oficinas gubernamentales. Irak es el quinto país más vulnerable del mundo a la crisis climática, según Naciones Unidas.

Irak es propenso a las tormentas de arena estacionales, pero los expertos y los funcionarios están dando la voz de alarma sobre su frecuencia en los últimos años, que dicen que se ve agravada por las precipitaciones récord, la desertificación y el cambio climático.

El Banco Mundial advirtió que Irak podría sufrir una caída del 20 por ciento en los recursos hídricos para 2050.

Comparte en tus redes sociales!!