Las tormentas severas en New York generan inundaciones en el noreste y dejan al menos un muerto en el condado de Orange, Nueva York

Tormentas severas que han dejado al menos un muerto en el condado de Orange, Nueva York, están arrojando fuertes lluvias a un ritmo intenso en partes del noreste, obligando a cierres de carreteras, rescates en el agua y advertencias urgentes sobre inundaciones repentinas que amenazan la vida.

Más de 9 millones de personas están bajo alerta de inundaciones en todo el noreste este lunes, incluyendo partes de Nueva York, Vermont, Massachusetts y Maine, así como a través del país en Washington y Alaska. Se esperan emergencias por inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra, y las fuertes lluvias continuarán a lo largo del día.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió este lunes una advertencia de emergencia por inundaciones repentinas para el centro de Vermont, donde ya se están produciendo inundaciones y han caído hasta 15 centímetros de lluvia. Diez personas fueron rescatadas de un campamento en Andover en medio de graves inundaciones, dijo Jeannette Haight, la secretaria y tesorera de la ciudad. Un puente del campamento de Horseshoe Acres se derrumbó y los campistas quedaron atrapados. Se recibió una llamada de auxilio sobre las 4 a.m. y los rescatadores pudieron poner a salvo a los campistas, dijo Haight a CNN.

En el condado de Orange, en el sureste de Nueva York, las autoridades declararon el estado de emergencia tras las graves inundaciones que provocaron la muerte de una mujer que fue arrastrada por las aguas cuando intentaba evacuar su casa.

«Anoche fue un caos total», declaró este lunes el ejecutivo del condado, Steve Neuhaus, en el programa «Good Morning America».

Neuhaus dijo que las autoridades creen que «tienen a todo el mundo bajo control», pero existe la posibilidad de que la gente fuera arrastrada por las inundaciones repentinas. La zona sigue sufriendo cortes de electricidad.

En el condado de Ontario, en el oeste de Nueva York, la tormenta afectó a casi 100 casas y desplazó a muchos residentes. Las autoridades de la zona han habilitado un refugio temporal.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, envió a la Policía estatal y a los equipos de rescate de aguas rápidas, mientras el estado se prepara para más inundaciones y deslizamientos de tierra.

«Nos estamos acercando a un punto crítico en este fenómeno meteorológico, y los neoyorquinos deben permanecer vigilantes», dijo Hochul este domingo por la noche. «Recuerden: eviten las carreteras inundadas, vigilen los pronósticos locales y tengan preparado un plan de evacuación si se encuentran en una zona de peligro».

Las precipitaciones en West Point, Nueva York, totalizaron más de 19 centímetros en seis horas el domingo por la tarde, según datos preliminares de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés). Según un análisis de CNN de los datos históricos de frecuencia de precipitaciones de la NOAA, se trata de un fenómeno pluviométrico que se produce una vez cada 1.000 años en la zona.

Una precipitación única en un milenio es un fenómeno tan intenso que la probabilidad de que se produzca en un año determinado es de tan solo el 0,1%.

Reading, Pensilvania, recibió 13,5 cm de lluvia el domingo, batiendo su antiguo récord de precipitaciones diarias de 8,8 cm, establecido en 1952.

Áreas a través de Nueva Inglaterra podría ver 7,6 a 12,7 cm de lluvia este lunes, lo que podría elevar los totales de precipitación para esta tormenta hasta 30,5 cm.

Un riesgo moderado, nivel 3 de 4, de lluvias excesivas está en vigor en Nueva Inglaterra hasta el martes temprano. Se espera que los totales de precipitación en toda la zona oscilen entre 7,6 a 12,7 cm.

Se espera que continúen las precipitaciones intensas en Vermont y el noreste de Nueva York este lunes, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés). Nueva York podría ver de 2,5 a 5 cm de lluvia por hora, advirtió el NWS.

En Vermont, el gobernador Phil Scott declaró el estado de emergencia ya que el servicio meteorológico advirtió que las inundaciones repentinas podrían llegar a ser «extremadamente peligrosas».

Vermont se enfrenta a un raro alto riesgo de lluvias excesivas, lo que podría empujar los totales de tormentas aisladas hacia los 30,5 cm cuando se combinan con las precipitaciones que ya cayeron en toda la zona durante el fin de semana. «Es probable que se produzcan inundaciones repentinas significativas a potencialmente catastróficas, especialmente en áreas que recientemente han recibido fuertes lluvias», tuitearon los funcionarios de Transporte de Vermont.

«La amenaza se ve exacerbada por el hecho de que el suelo ya está saturado por los recientes eventos de lluvia», dijo el servicio meteorológico.

Varios centímetros adicionales de lluvia que caen sobre la zona en un corto periodo -sobre suelo saturado en su mayoría- podría sentar las bases para inundaciones repentinas y fluviales significativas, así como deslizamientos de tierra, advirtió el servicio meteorológico.

Comparte en tus redes sociales!!