La ONU dice que Rusia aún bloquea ayudas humanitarias

Naciones Unidas acusó este domingo (18.06.2023) a Rusia de continuar bloqueando las entregas de ayuda humanitaria en las zonas controladas por Moscú en el este de Ucrania, afectadas por la reciente destrucción de la represa Kajovka.

La destrucción de la represa el 6 de junio inundó grandes áreas de la región de Jersón, bajo control ucraniano y ruso, forzando a cientos a huir y provocando temores de un desastre medioambiental.

«El Gobierno de la Federación Rusa ha declinado hasta ahora nuestra exigencia de acceder a las áreas bajo su control militar temporal», dijo en un comunicado Denise Brown, coordinadora humanitaria para Ucrania. 

ONU insta a Rusia a cumplir normas humanitarias

«Naciones Unidas seguirá haciendo todo lo que pueda para alcanzar a todas las personas -incluyendo aquellos damnificados por la destrucción de la represa- que necesitan urgentemente asistencia para salvar vidas, no importa donde estén», añadió Brown.

«Instamos a las autoridades rusas a actuar en concordancia con sus obligaciones bajo las normas humanitarias internacionales», agregó.

El sábado, funcionarios en las áreas bajo control ruso anunciaron que el saldo por la destrucción de la infraestructura es de 29 muertos, mientras Kiev reportó al menos 16 fallecimientos y 31 desaparecidos por las inundaciones.

Kiev y Moscú se acusan mutuamente del ataque a la represa sobre el río Dniéper.

La ONU reiteró este domingo el llamado a Rusia a que permita el acceso en las zonas bajo su control de ayuda humanitaria para los afectados por la destrucción de la presa de Kajovka, en el sur de Ucrania, el pasado 6 de junio.

«No se puede negar la ayuda a quien la necesite», indicó en un comunicado la coordinadora humanitaria para Ucrania, Denise Brown, al insistir a las autoridades rusas a actuar «de conformidad con sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario».

Recordó que la ONU ha contactado a los Gobiernos de Ucrania y de Rusia en relación con el suministro efectivo de la ayuda humanitaria tras la destrucción de la presa que ha causado inundaciones, muertes y desaparecidos.

Pero, las autoridades rusas han «rechazado hasta ahora nuestra petición de acceder a las zonas bajo su control militar temporal», indicó y afirmó que las Naciones Unidas «seguirán comprometidas» con la búsqueda de acceso.

De acuerdo con datos de la ONU, al menos 80 localidades de la región han quedado parcial o totalmente inundadas por la rotura de la presa.

«La ONU seguirá haciendo todo lo que esté en sus manos para llegar a todas las personas -incluidas las que sufren a consecuencia de la reciente destrucción de las presas- que necesitan urgentemente ayuda para salvar sus vidas, estén donde estén», reiteró.

Comparte en tus redes sociales!!