Honduras: 41 mujeres muertas tras un motín en una cárcel

Al menos 41 mujeres murieron este martes como resultado de un motín derivado por un enfrentamiento entre bandas criminales dentro de una prisión para mujeres en Honduras. Por el hecho, el gobierno del país centroamericano dispuso la intervención militar del establecimiento, informaron fuentes oficiales y la prensa local.

El trágico episodio ocurrió en horas de la mañana en el Centro de Adaptación de Mujeres (Cefas), en Támara, a 30 kilómetros al noroeste de Tegucigalpa, y a mediodía se habían registrado 41 víctimas fatales, según afirmó el vocero del Ministerio Público Yuri Mora.

El portavoz confirmó en diálogo con la prensa que «41 reclusas han fallecido por el momento, la mayoría están calcinadas», pero la cifra final se conocerá hasta que concluya el levantamiento de los cadáveres. Hasta el momento, ninguna autoridad del Instituto Nacional Penitenciario (INP) de Honduras informó la cantidad de personas fallecidas ni heridas.

Tras el hecho, la presidenta hondureña Xiomara Castro se manifestó vía Twitter y expresó con conmoción. «Conmocionada monstruoso asesinato de mujeres en CEFAS, planificado por maras a vista y paciencia de autoridades de seguridad. Mi solidaridad con familiares. Convoco a rendir cuentas al Ministro de Seguridad y la presidenta de la Comisión Interventora. ¡Tomaré medidas drásticas!», escribió.

La presidenta de la Asociación de Familiares de Privados de Libertad, Delma Ordóñez, explicó a los periodistas que la reyerta y el incendio en el Cefas ocurrieron supuestamente después de que las autoridades notificaron nuevas reglas al interior de la cárcel

Por su parte, la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, ordenó una «intervención inmediata» en la cárcel tras declarar una emergencia por la riña y aseguró que las autoridades «no vamos a tolerar actos vandálicos ni tampoco irregularidades».

En ese sentido, Villanueva indicó que el conflicto es «producto de las acciones del crimen organizado» en respuesta a la intervención anunciada por las autoridades en las cárceles de Ilama, en Santa Bárbara, en el occidente del país, y de La Ceiba, en el Caribe.

«En Cefas se ha reactivado el vandalismo y mujeres, con armas y pasamontañas, generaron quemas», pero el fuego ya fue controlado por el Cuerpo de Bomberos de Honduras, remarcó Villanueva, designada por la presidenta hondureña, Xiomara Castro, para liderar una intervención de las cárceles del país.

Las medidas para poner orden en las cárceles

Las autoridades de Honduras comunicaron el pasado 18 de abril un conjunto de medidas para poner orden en las cárceles del país. Las mismas implican, entre otras cosas, el bloqueo de llamadas de celulares, un desarme real de los presos y la clasificación de los detenidos por peligrosidad.

Desde abril, una decena de tiroteos o enfrentamientos se registraron en las cárceles del país centroamericano, donde impera la sobrepoblación y el hacinamiento y la falta de instalaciones físicas adecuadas y seguras para el alojamiento de los reclusos.

Comparte en tus redes sociales!!