Gobierno de Alemania rechaza más energía nuclear como alternativa al gas ruso

Extender la vida útil de las plantas nucleares sería costoso y plantearía «riesgos constitucionales y de seguridad», advirtió Alemania.

Alemania ha rechazado la posibilidad de mantener abiertas sus plantas de energía nuclear por más tiempo del planeado como parte de los esfuerzos para alejar al país del gas ruso.

El gobierno dijo que el enfoque no debería estar en la energía nuclear, que dijo que conllevaba grandes riesgos, sino en la construcción rápida de fuentes alternativas.

Alemania no ha llegado a boicotear el petróleo y el gas provenientes de Rusia a la luz de la invasión de Ucrania.

Pero ha planeado cambios para reducir su dependencia del gas ruso, que representa dos tercios de sus importaciones de gas natural.

El martes, el gobierno de Alemania dijo que esto no incluiría mantener abiertas por más tiempo las tres plantas de energía nuclear restantes, que cerrarán este año.

Pero ha planeado cambios para reducir su dependencia del gas ruso, que representa dos tercios de sus importaciones de gas natural.

El martes, el gobierno de Alemania dijo que esto no incluiría mantener abiertas por más tiempo las tres plantas de energía nuclear restantes, que cerrarán este año.

Los departamentos de medio ambiente y economía dijeron que habían investigado qué efecto tendría prolongar su vida útil en la seguridad energética a la luz del ataque ruso a Ucrania, que ha recibido condenas y sanciones internacionales.

“Ambos ministerios llegan a la conclusión de que alargar los plazos solo podría hacer una contribución muy limitada a la solución del problema, y con costos económicos, riesgos constitucionales y de seguridad muy altos”, dijeron en un comunicado conjunto publicado este martes.

“Como resultado de sopesar los beneficios y riesgos, no se recomienda una extensión de la vida operativa de las tres centrales nucleares restantes, también en vista de la actual crisis del gas”.

Robert Habeck, el ministro de economía alemán, también dijo el martes: “Nos hemos maniobrado hacia una dependencia cada vez mayor de las importaciones de energía fósil de Rusia en los últimos 20 años”. Y agregó: “Ese no es un buen estado de cosas”.

Dijo que Alemania tenía que diversificar las fuentes de energía, incluso construyendo una terminal de gas natural licuado en condiciones normales lo más rápido posible, así como impulsando la energía renovable.

La Unión Europea se reunirá el jueves para determinar cómo eliminar gradualmente la dependencia europea de los combustibles fósiles rusos antes del final de la década a la luz de la invasión rusa de Ucrania.

El mes pasado, pocos días antes de la invasión, Alemania detuvo el proceso de certificación del controvertido gasoducto Nord Stream 2 en reacción al reconocimiento por parte de Moscú de las autoproclamadas repúblicas de Luhansk y Donetsk en el este de Ucrania.

Comparte en tus redes sociales!!