En Pensilvania se define mañana la lucha entre demócratas y republicanos

Joe Biden, Barack Obama y Donald Trump dieron sus visiones contrapuestas de las Elecciones Intermedias 2022.

Los últimos tres presidentes de Estados Unidos se citaron el sábado en Pensilvania. A la misma hora, Barack Obama y Joe Biden se juntaban a unos 400 kilómetros de distancia para aclamar a Donald Trump en Latrobe, ciudad de unos 8.000 habitantes en las afueras de Pittsburgh. 

Pensilvania es clave para equilibrar el peso político de las próximas elecciones de medio término donde los candidatos, el demócrata John Fetterman y el médico estrella republicano Mehmet Oz, se apalancan de padrinos de renombre para ganar votos. 

«Amigos, tres días, tres días hasta una de las elecciones más importantes de nuestra vida. El resultado dará forma a nuestro país durante las próximas décadas, y el poder de dar forma a ese resultado está en sus manos», aseguró en un mitin el presidente demócrata Joe Biden.

Donald Trump, que según las fuentes se prepara para entrar en una tercera carrera consecutiva hacia la Casa Blanca después de las elecciones de mitad de período, continúa argumentando que su derrota en 2020 ante Joe Biden fue el resultado de un fraude generalizado. 

En un mitin en Latrobe, al sureste de Pittsburgh, Trump enumeró una letanía de agravios con los demócratas, que van desde la gestión de la inflación por parte del partido hasta los programas educativos que sus partidarios consideran demasiado progresistas.

«Si queréis detener la destrucción de nuestro país y salvar el sueño americano, entonces este martes debéis votar a los republicanos de forma gigantesca», exclamó Trump frente a una multitud de fanáticos. 

La batalla electoral por el alma de Estados Unidos se libra en Pensilvania

Por su parte, el congresista Glenn Thompson dijo a sus partidarios que los republicanos obtendrían importantes ganancias el martes. «¿Quién tiene una tabla de surf?», preguntó. «Va a haber una ola roja».

En un discurso ante sus partidarios en el centro de Pittsburgh, el ex presidente Obama advirtió que el ataque políticamente motivado contra el esposo de Nancy Pelosi, fue producto de una retórica de odio. «Este hábito que tenemos de demonizar a nuestros oponentes políticos».

Comparte en tus redes sociales!!