El escritor Salman Rushdie, de 75 años fue atacado este viernes por un individuo durante una conferencia

El escritor Salman Rushdie, de 75 años y amenazado de muerte desde 1989 por una fetua (decreto religioso) emitida por el régimen iraní, fue atacado este viernes por un individuo durante una conferencia que iba a pronunciar en Chautauqua, en el norte del estado de Nueva York, cerca del lago Erie y de la frontera con Canadá.

El agresor, que fue inmediatamente detenido y del que se desconoce su identidad, blandía aparentemente un puñal con el que lo acuchilló en el cuello, por lo que Rushdie tuvo que ser trasladado de urgencia en un helicóptero a un hospital local, según dijo la Policía del estado de Nueva York.

La gobernadora Kathy Hochul confirmó dos horas después del suceso que Rushdie seguía vivo, aunque no dio detalles de su estado, y precisó que fue un agente de la Policía estatal quien salvó la vida del autor de la polémica novela «Los versos satánicos», prohibida en Irán desde 1988, ya que muchos musulmanes la consideran una blasfemia y contraria al islam.

«Fue un agente de la Policía estatal el que se puso de pie y salvó su vida, lo protegió a él y al moderador (de la conferencia)», dijo en una comparecencia ante la prensa.

Rushdie, que reside en Estados Unidos (concretamente en Nueva York) desde el año 2000, tenía previsto participar en una conferencia organizada por City of Asylum para hablar precisamente sobre «su experiencia como artista exiliado en Estados Unidos», junto a Henry Reese, presidente de la organización.

La conferencia de Rushdie —que según la organización no es la primera que pronuncia allí— llevaba por título «Más que cobijo» y trataría sobre el carácter de Estados Unidos «como tierra de asilo y hogar para la libertad de expresión creadora».

A las 11 de la mañana (15.00 GMT), momentos antes de que comenzara la conferencia, el agresor se abalanzó sobre Rushdie y otro ponente, presumiblemente el mismo Reese, a los que atacó al parecer con una navaja.

Unas imágenes que circularon a través de los medios, pero aún no verificadas, muestran al supuesto agresor, esposado, como un hombre joven de tez morena, de unos 30 años y con una barba recortada, mientras la Policía se lo lleva.

«Daremos información sobre la identidad del agresor» con posterioridad, dijo Hochul, quien precisó que Rushdie, por su parte, estaba «recibiendo toda la atención que requería».

El agente de Rushdie, Andrew Wylie, dijo al diario The New York Times que el escritor estaba en el quirófano, pero no precisó su estado, y hasta el momento se ignora también en qué hospital ha sido ingresado.

El mismo diario habló con un testigo, Roger Warner, que había asistido al acto y vio cómo un hombre alto y delgado saltó al escenario y golpeó a Rushdie tres o cuatro veces en la cara, y entonces vio la sangre: «Estaba cubierto de sangre, y había sangre derramándose por todo el suelo. La sangre le cubría los ojos y las mejillas», dijo.

También un escritor identificado como Carl LeVan que asistía al acto escribió en su cuenta de Twitter que Rushdie «fue apuñalado varias veces antes de que el atacante fuera reducido por la seguridad».

El ataque a Rushdie despertó muestras de repudio. Los primeros en expresarse fueron el PEN America Club, gremio de escritores desde siempre muy involucrado con la libertad de expresión y del que Rushdie fue presidente.

«Estamos profundamente preocupados por las noticias (…) Condenamos el ataque y le deseamos una pronta recuperación», señaló a través de Twitter PEN International.

Desde India, país natal del escritor (nació en Bombay), llegaron inmediatamente mensajes de condena: «El ataque a Salman Rushdie en Nueva York es cobarde. Este es el resultado de campañas de odio llevadas a cabo sistemáticamente por fanáticos y que radicalizan a seres humanos comunes», escribió en Twitter Tushar Gandhi, bisnieto del líder pacifista indio mahatma Gandhi.

Los mensajes de condena también llegaron desde numerosos escritores del sur de Asia, como el indio Amitav Ghosh, que se mostró «horrorizado» por lo sucedido, o la escritora bangladesí Taslima Nasrin, que también ha sido amenazada por sus comentarios sobre el islam y que subrayó que el ataque se había producido a pesar de que Rushdie contaba con la protección de varios guardaespaldas desde 1989.

Hasta el momento, el Gobierno de Irán ha guardado silencio, pero la principal agencia oficial, IRNA, escribió en su servicio en inglés: «Salman Rushdie, el autor apóstata de Los Versos Satánicos, ha sido atacado en Nueva York (…) Rushdie es autor de Los Versos Satánicos, novela blasfema sobre el islam publicada en 1988 que despertó la ira de los musulmanes, lo que culminó en una fetua del Imam Jomeini llamando a la muerte de Rushdie». 

Comparte en tus redes sociales!!