Cumbre climática en París finaliza sin acuerdo sobre impuesto a sector naviero

Una cumbre climática en París finalizó sin la creación de un impuesto a las emisiones de gas de efecto invernadero provocadas por el sector naviero internacional, y varias ONG y activistas climáticos deploraron la falta de medidas audaces para combatir el cambio climático y las desigualdades descritas en la reunión.

La reunión de mandatarios y jefes de empresa, que duró dos días, sólo produjo una “hoja de ruta” hacia el cumplimiento de la promesa del presidente francés, Emmanuel Macron, de estudiar reformas al sistema financiero mundial durante los próximos dos años.

“Debemos decir claramente que si no cambiamos las instituciones, el mundo seguirá igual”, lamentó el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. “Los que son ricos seguirán siendo ricos. Los que son pobres seguirán siendo pobres. Así son las cosas”.

La idea de un impuesto global sobre las emisiones de gases de efecto invernadero a los buques de carga ha ganado fuerza y podría ser aprobada durante una reunión en julio de la Organización Marítima Internacional, un organismo regulador de Naciones Unidas. Los fondos recaudados podrían asignarse a los países en desarrollo para ayudarlos a enfrentar el cambio climático.

Algunos expertos creen que el impuesto podría significar la recaudación de 100.000 millones de dólares anuales, y un fuerte respaldo en París le habría dado a Macron una victoria simbólica.

“Este es un sector libre de impuestos y no hay razones para no aplicarle impuestos”, declaró Macron. Pero el presidente francés, anfitrión de la cumbre, insinuó que Estados Unidos y China no estarían de acuerdo con la idea.

“Si China y Estados Unidos y varios países europeos clave no lo aceptan, se aprobaría un impuesto que no tendría el menor impacto”, sostuvo.

La secretaria estadounidense del Tesoro, Janet Yellen, dijo en la cumbre que el impuesto era “una sugerencia muy constructiva” y que Estados Unidos la estudiaría.

No estaba claro qué países en la cumbre apoyaron la propuesta, que podría ser un paso importante para obligar a un sector altamente contaminador a contribuir en el pago de los costos de combatir el cambio climático. La presidencia francesa dijo que 23 naciones, no identificadas en el comunicado oficial, respaldaron la iniciativa.

El sector naviero contribuye con el 3% a las emisiones de gases de invernadero, según la Organización Marítima Internacional. Un informe del Parlamento Europeo advierte que esa participación aumentaría drásticamente hacia 2050.

La reunión no tenía mandato para tomar decisiones formales, pero Macron había prometido presentar una lista de tareas a realizar acompañada por una herramienta para rastrear los avances. Un documento de 15 páginas emitido poco después de la cumbre se basaba en gran medida en llamados a la acción del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otros organismos, como cambiar la manera de calcular el riesgo en proyectos en el mundo en desarrollo y financiar proyectos con la moneda local.

Las dos medidas podrían reducir los costos de los préstamos, que habitualmente son mucho más altos para las naciones de bajos ingresos, las que suelen enfrentar retos enormes para adaptarse al cambio climático a la vez que enfrentan problemas como la pobreza.

Comparte en tus redes sociales!!