Con el regreso a clases semipresenciales la PNC y Fuerza Armada, están llevando seguridad a las entradas y los alrededores de los recintos escolares.

Con el retorno de los estudiantes a los centros educativos, este año, se ha reforzado la presencia de policías y militares en algunos sectores.

El personal de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) han incrementado los patrullajes en los contornos y en el camino hacia los centros escolares en diferentes zonas del país.

El propósito es prevenir hechos delincuenciales en el entorno y el trayecto que recorren todos los días los estudiantes desde su casa hacia el centro de estudios. “La protección hacia nuestros estudiantes, es vital para el desarrollo de un país”, destacó el director de la Policía, Mauricio Arriaza.

Los dispositivos de seguridad en el contexto estudiantil forman parte del diseño planteado en la estrategia de seguridad del Gobierno, que incluye el convenio entre el Ministerio de Educación (MINED) y la Policía para implementar acciones de prevención de la violencia y que propicien la convivencia escolar, además de la prevención del delito.

El convenio, que plantea articular esfuerzos entre el MINED y la PNC, tiene vigencia todo el quinquenio 2019-2024 e incluye desarrollar el Plan de Prevención y Seguridad Escolar en el entorno de los centros, para reducir la posibilidad de agresiones contra los estudiantes o del personal docente.

 Los agentes policiales que trabajan en las unidades de Prevención de cada delegación imparten charlas y talleres de tolerancia, así como de convivencia escolar, para desarrollar un ambiente tranquilo a fin de fortalecer el aprendizaje.

Con las jornadas de prevención también se busca alejar a los estudiantes de situaciones de riesgo como el involucramiento con miembros de grupos de pandillas, el tráfico o consumo de droga, así como la ingesta de licor a temprana edad, entre otras.

Comparte en tus redes sociales!!