37 muertos y 9 desaparecidos por lluvias en Corea del Sur

Las fuertes lluvias que azotaron Corea del Sur en los últimos días causaron inundaciones y deslizamientos de tierra que dejaron un saldo de 37 personas muertas y nueve desaparecidas, según informó el Cuartel General Central de Contramedidas de Seguridad y Desastres.

Miles de personas fueron evacuadas de sus hogares debido a los daños causados por las intensas precipitaciones, mientras que cerca de 400 rescatistas, incluidos buzos, trabajaban para buscar a las personas atrapadas en un túnel subterráneo inundado en la ciudad central de Cheongju.

La provincia suroriental de Gyeongsang del Norte fue la más afectada por las lluvias, donde 19 personas murieron en gran parte debido a deslizamientos de tierra y derrumbes de viviendas, y otras ocho permanecen desaparecidas.

Además, una persona sigue desaparecida en la ciudad portuaria sureña de Busan. Unas 35 personas también resultaron heridas en todo el país como resultado de los aguaceros recientes.

Las fuertes lluvias también provocaron la inundación de una carretera subterránea en Osong, provincia de Chungcheong del Norte, donde nueve cuerpos fueron recuperados de un autobús atrapado en el túnel subterráneo inundado.

Se espera que el número de víctimas aumente aún más a medida que continúa la operación de rescate de 15 vehículos y varias personas que se cree que están atrapadas dentro del túnel.

Casi 20.000 hectáreas de tierras de cultivo se habían inundado hasta las 18:00 horas del domingo, el tamaño de alrededor de 28.000 campos de fútbol combinados, y más de 561.000 animales, incluidos pollos y patos, murieron, según el Ministerio de Agricultura. Cerca de 9.000 personas de 14 ciudades y provincias habían evacuado sus hogares, incluidas 2.581 en la provincia de Chungcheong del Norte, y de ellas, 5.541 aún no han regresado a sus hogares debido a problemas de seguridad.

Se han reportado un total de 419 casos de daños a la propiedad pública y privada, incluidos 80 casos de carreteras públicas destruidas o arrasadas, 59 casos de terraplenes de ríos derrumbados y 82 casos de viviendas inundadas. Las fuertes lluvias también habían dejado cerradas 220 carreteras a partir de las 18:00 horas.

Las autoridades han pedido a los ciudadanos que tomen precauciones ante las fuertes lluvias que continuarán durante los próximos días. Además; se han establecido centros de ayuda para proporcionar alimentos y refugio a las personas afectadas por las inundaciones y deslizamientos de tierra. La situación sigue siendo preocupante; y se espera que los esfuerzos para rescatar a las personas atrapadas en el túnel subterráneo continúen durante los próximos días.

Comparte en tus redes sociales!!